En casa y en el aula. Prevenir TCA

Padres, madres, profesores y profesoras. Todos formamos parte de la educación de nuestros hij@s y nuestra responsabilidad es, que el día de mañana, sean personas con auténticos valores y principios, que les hagan apostar por un mundo mejor, más ético y justo. Dónde haya cabida para personas de toda clase y condición económica y social, orientación sexual, raza o religión.

Dejamos durante muchas horas a nuestros pequeños en el colegio. No sabemos que estará pasando dentro de las aulas, si los maestros son realmente personas con vocación, que se preocupan por el bienestar de nuestros niños, fomentando día a día su autoestima… o todo lo contrario.

Sinceramente, pienso, que en todos los colegios, debería haber un curso obligatorio sobre los TCA. Como forma de prevenir en la medida de lo posible trastornos de alimentación, que aumentan en cifras escalofriantes en diferentes puntos del mundo y no sólo en España dónde hay más de 300 mil personas afectadas . Ejemplo de ello, es México, país dónde ha aumentado anorexia y bulimia en un 700% en los últimos 5 años. Datos oficiales que no podemos pasar por alto, ya que significan que hay algo que no estamos haciendo nada bien.

Familia y maestros han de tener una comunicación, directa, continua y constante acerca del comportamiento de nuestros hijos.

Síntomas de alerta:

  • Falta de alimentación durante el recreo
  • Uso frecuente del baño, especialmente, después de ingerir alimento.
  • Exceso de actividad física
  • Alumno perfeccionista, brillante, ejemplar
  • Carácter inestable.  Agresividad, ira, la inestabilidad emocional y el aislamiento están presentes en la patología alimentaria.
  • Baja Autoestima. Falta de confianza en si mismo
  • Falta de concentración
  • Vergüenza de mostrarse.

Tenemos un gran papel con nuestros hijos, como papás y mamás hemos de brindarles amor incondicional, asimismo establecerles límites,  para que el día de mañana cuando se tengan que enfrentar a la vida real, no se sientan frustrados. Del mismo modo, como profesores y profesoras, nuestra labor debe ser impecable, tenemos en nuestras manos la vida de personas ajenas y nuestro deber, es salvarlas, no destruirlas.

Fomenta diariamente la autoestima de tu hijo o de tu alumno. Jamás seas partícipe de un acoso escolar y mucho menos lo aplaudas. La anorexia y la bulimia, son enfermedades mentales que acarrean graves consecuencias físicas, psíquicas y anímicas en quienes lo padecen, así como en su entorno más cercano. Por favor, toma conciencia de la enfermedad, y actúa en consecuencia. No más vidas perdidas. Stop anorexia y bulimia. Aboguemos por la salud y calidad de vida.

Etiquetado con:
Publicado en: Blog